Adelantarse a contenido principal

TU CARRITO

Tu carrito está vacío.
Haz clic para seguir comprando.

Mitos de la chapa de oro


Probablemente has escuchado más de alguna vez que no conviene comprar joyería en chapa de oro porque se oxida al poco tiempo. Y es que al ser un producto económico, muchas personas tienen la idea de que estos accesorios son de baja calidad, pero ¿qué tan cierto es esto?

¡El día de hoy te contamos la verdad sobre algunos de los mitos más comunes acerca de este tipo de joyería!

Primero que nada ¿qué es exactamente la chapa de oro?

La chapa de oro (en inglés conocida como Goldplated) se trata de piezas cuya base es un metal o una aleación de metales, a la cual se le agrega una capa de cobre o níquel y posteriormente se le aplican bañados de oro de diferente espesor ¡El color de la joyería variará según este espesor! ✨



 

Mito #1: Existen chapados de diferentes kilatajes

¡Falso! Lo que sí varía es el color de la pieza dependiendo del espesor del oro depositado en ella. En otras palabras, no existe chapa de oro de 10 o 14 kilates, sino que su recubrimiento imita el color de oro ya sea de 10K, 14K, 18K, etc.


 

Mito #2: La joyería en chapa de oro dura muy poco y se deslava pronto

¡No es verdad! Los accesorios en chapa de oro pueden durar muuuucho tiempo, todo depende de algunos factores. Uno de ellos es el tipo de chapado: un mayor número de micras de la capa de oro resultará en un efecto dorado que durará más tiempo.

En Damboa, la mayoría de la joyería es de 3 a 5 micras de chapa de oro ¡esto significa que tus accesorios son una chapa de buena calidad!

Otro factor súper importante para que las piezas en chapa de oro permanezcan en buen estado es la manera en la que cuidamos nuestra joyería. Al estar en contacto continuo con perfumes y cremas corporales, las piezas se pueden oxidar y su color se puede modificar ya que su capa dorada va disminuyendo, dejando ver el color del metal con el que está hecha la pieza.

¡Lo mismo sucede con el sudor y el agua! Por eso te recomendamos no mojar tus accesorios y no hacer ejercicio con ellos, de esta manera te durarán por mucho más tiempo.


 

Mito #3: Chapa de oro y baño de oro son cosas diferentes

No es así: se cree que la chapa de oro es de menor calidad que el baño de oro ¡pero en realidad es lo mismo!

La técnica del chapado funciona como si metieras una fresa en chocolate 🍓 es por eso que también se le conoce como baño de oro.

En ocasiones se cree que el baño de oro es de mejor calidad porque se confunde con el Oro Vermeil (en inglés Gold Vermeil). El Oro Vermeil es prácticamente lo mismo que la chapa, la diferencia es que la chapa de oro se aplica a metales (latón, cobre, níquel, etc.), mientras que el Oro Vermeil se aplica sobre plata.


 

Mito #4: Es lo mismo la chapa de oro y el oro laminado

¡Son diferentes!

En el oro laminado (Goldfilled en inglés), se embonan capas delgadas de oro a una base de metal (generalmente latón) por medio de calor y presión. Este núcleo de metal está rodeado de mínimo 10 quilates de oro.

Sin embargo, el oro laminado que circula en la mayoría de la ciudad es sólo un baño de oro de mejor calidad o de más micras de oro (hasta 10) por lo que a pesar de que es más grueso y puede durar más tiempo, su cuidado debe ser el mismo de la chapa de oro.


 

Recuerda que toooodas las joyas, sin importar si son de oro, plata o chapa de oro, necesitan de un buen cuidado para que se vean bonitas por mucho tiempo 🤩

El hecho de que una pieza sea más económica que otra no significa que durará menos tiempo ¡recuerda que la clave está en su buen cuidado!

Si quieres saber más sobre cómo cuidar tus accesorios Damboa haz click aquí.

 

 

Leer más

Eleva tus outfits con Damboa

Eleva tus outfits con Damboa

¿Cómo saber la talla de tu anillo?

¿Cómo saber la talla de tu anillo?

Comentarios

Sé la primera en comentar
Todos los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados